En breve podremos ahorrar con el bono social de Gas Natural
Cada final de mes tenemos que hacer frente a una serie de facturas de servicios cuyo consumo nos resulta imprescindible, como son el agua, la luz o el gas. En la luz ya hemos podido ahorrar gracias a la Tarifa de Último Recurso y ahora vamos a poder hacer lo mismo gracias al Bono Social que el Ministerio de Industria planea poner en marcha para el Gas Natural.

Este bono social está dirigido a quienes el gobierno denomina “clientes vulnerables” y permitirá a aquellos que tengan rentas más bajas acceder a precios más accesibles. El concepto de clientes vulnerables ya se está aplicando en la Unión Europea, y con esta medida el gobierno está emulando políticas energéticas que ya se aplican en el Reino Unido o en Italia.

Además de esta medida, el gobierno también quiere evitar que las compañías energéticas corten el suministro a los consumidores incluso en caso de impago, así como que se proteja obligatoriamente a los clientes finales que se encuentran en zonas apartadas, medida con la que se quiere incentivar la repoblación de los núcleos rurales.

Como el gobierno supone que estos cambios en las tarifas pueden confundir a los consumidores, la administración, en Colaboración con la Comisión Nacional de la Energía va a crear una serie de puntos de información que permitan a los consumidores conocer toda la información relativa a sus derechos, a la legislación en vigor y a cómo solucionar los conflictos que tengan con las compañías de gas o electricidad, para ofrecer así un mejor servicio al consumidor.

Si lo comparamos con lo que ocurre en el caso de la electricidad, serán las empresas distribuidoras de gas natural, es decir, Repsol, Iberdrola, Endesa y HC Energía las que deberán asumir el coste de este bono social, ya que en la directiva se señalará el precio máximo y mínimo de la tarifa que estas empresas podrán cobrar a los consumidores.