Entidades bancarias que se han adherido al código de buenas prácticas
Como ya os comentábamos en un artículo anterior, los desempleados que cumplieran una serie de condiciones podrían acogerse a la dación en pago de su vivienda para evitar el desahucio si así lo aceptaba la entidad bancaria, ya que ésta tenía la última palabra. Pues bien, hoy ya sabemos que varias entidades se han adherido a este código para así ayudar a familias que se encuentran en riesgo de exclusión social, mediante la dación en pago, modificaciones en las condiciones de los créditos hipotecarios que ya hayan concedido o incluso la quita de deuda a particulares.

Estas entidades son Banco Santander, Banco Sabadell, Bankinter, Catalunya Caixa, NGC banco, Bankia, CaixaBank, Ibercaja, Unicaja, Kutxabank y el grupo BMN.

La primera de todas en adherirse fue Banco Santander, secundada por Catalunya Caixa, que, según indican sus responsables, fue la primera entidad que permitió a quienes no podían hacer frente al pago de la hipoteca acogerse a la dación en pago transformando la hipoteca en un contrato de alquiler, lo que permite a las familias continuar residiendo en la vivienda a cambia de un alquiler, aunque la propiedad de la misma sea del banco.

También la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), indica que las entidades que pertenecen a ella también se han adherido a este código con el objetivo principal de ayudar a las familias en riesgo de exclusión social y financiera, y, según indica su portavoz, estas entidades habían puesto en marcha con anterioridad soluciones que permitieran a las familias hacer frente a esa situación, como refinanciaciones, periodos de carencia o la compra de la vivienda por la entidad para alquilársela después al deudor.

Además de estas entidades, otras 23 cooperativas de crédito también han aceptado adherirse a este código. Todo ello supone un gran alivio para muchas familias que se encuentran en riesgo de perder su vivienda.