Fondo de inversión de Banca March para grupos familiares cotizados
La gestora de fondos de Banca March, March Gestión, acaba de lanzar un nuevo fondo de inversión de renta variable. Es el denominado “The Family Businesses Fund”, que se distingue por invertir sólo en una selección de grupos familiares cotizados.

De acuerdo con la información facilitada por la gestora, el fondo invertirá en compañías cotizadas en las que más de un 25% del accionariado pertenece a una sola familia y al menos un miembro de esa familia está implicado en la gestión. Además, son empresas en las que existe interés por abordar el relevo generacional para que se transmita la propiedad a la siguiente generación.

Las empresas familiares presentan una serie de características que según March Gestión son interesantes para el inversor, ya que tienen visión a largo plazo y valores como el compromiso, la lealtad, la motivación y el bajo apalancamiento, elementos por los que se convierten en negocios estables y más resistentes en comparación con otras empresas no familiares. Además, los resultados e ingresos de las compañías familiares son superiores también al resto de las empresas.

De esta manera, el “The Family Business Fund”, que tiene una comisión de gestión del 2%, incluirá una cartera de compañías familiares que ofrecen una atractiva valoración y cuyos fundamentales permanecen estables en el largo plazo.

El fondo “The Family Business Fund” estará gestionado por Javier Pérez y José Antonio Méndez, quienes están al frente de los fondos March Vini Catena y March Global. De momento, está registrado para su comercialización en España, Italia y Luxemburgo, aunque se prevé registrarlo en Austria y Reino Unido.

Con el fin de profundizar en el estudio de la empresa familiar, March Gestión acaba de alcanzar un acuerdo con IE Business School, colaboración que permitirá publicar de forma periódica distintos estudios sobre la rentabilidad, evolución y otros temas relacionados con los negocios familiares.

Según datos facilitados por la gestora y de acuerdo con diversos estudios, un inversor que haya invertido de forma equiponderada en grupos familiares europeos en los últimos 16 años hubiera obtenido una rentabilidad del 250% acumulada frente a poco más del 50% del MSC World o el Stoxx 600.