Hacienda perseguirá la economía sumergida
Según las directrices que se recogen en el Plan de Control Tributario 2011 publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado día 7, la Agencia Tributaria va a poner en marcha un plan cuyo principal objetivo será luchar contra la economía sumergida, especialmente dirigido a identificar a aquellas personas que cobran rentas que luego no declaran y que, al mismo tiempo, cobran prestaciones por desempleo u otras prestaciones de la Seguridad Social dirigidas a desempleados.

Para lograr este objetivo, la Agencia Tributaria va a trabajar en colaboración con la Inspección de Trabajo y con la Tesorería General de la Seguridad Social. Conjuntamente, inspeccionarán aquellos locales y negocios pertenecientes a sectores en los que más se da la economía sumergida.

Otro de los sectores en los que la Agencia Tributaria va a poner su mirada son las actividades derivadas de la importación de bienes, sobre todo de Asia y otros países de Oriente. También realizará inspecciones dentro de los canales de comercialización de los bienes importados.

Así mismo, hacienda revisará los recibos de consumo eléctrico de aquellos locales que estén inscritos como cese de actividad, intentando, de ese modo, detectar los negocios sin declarar, para lo cual también utilizará la información que comparte con la Seguridad Social y aquella derivada de los terminales de tarjetas de crédito.

También realizará un seguimiento de aquellas personas condenadas o denunciadas por delito fiscal, para adoptar las medidas tendentes a evitar posibles fraudes, para lo cual también realizará visitas periódicas a aquellos comerciantes que declaren en módulos, para verificar que no realizan prácticas fraudulentas.

Finalmente, también se vigilará a aquellos que quieran evitar el pago de las deudas tributarias mediante el seguimiento de los deudores que incumplan de forma sistemática sus obligaciones en ese aspecto, y también se estudiarán aquellos casos que tengan indicios de ser insolvencias aparentes y procesos concursales ficticios para eludir el pago de las deudas tributarias.