La asociación de la Banca paraliza los desahucios