La Ayuda al Alquiler tributa a Hacienda
Es indudable que la Ayuda al Alquiler para jóvenes, también conocida como Renta Básica de Emancipación (RBE) ha dado opción a muchos jóvenes españoles para emanciparse y poder sufragar un alquiler que, de otro modo, les sería imposible. Pero, como ocurre con otras muchas ayudas de la administración, cuando llega el momento de realizar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas nos damos cuenta de que, a efectos del impuesto, se considera como un ingreso más, por lo que quienes la reciben tienen que tributar por ella, incluso si su salario bruto anual no llega a los 22.000, es decir, incluso aunque estén exentos de realizar la declaración.

El porcentaje por el que tributa esta renta puede variar entre el 24 y un 43 % del importe de la misma (210 euros al mes). Se puede decir que de esta cantidad, debemos devolver en torno a los 35 euros.

Esta suma puede no parecer muy elevada, pero debemos tener en cuenta que, según los cálculos que ha realizado Hacienda, el estado va a ingresar unos 70 millones de euros por este concepto.

Pero no es éste el único problema que nos surge si hemos sido beneficiarios de la ayuda a la emancipación. También deberemos tener en cuenta que si, mientras la estamos recibiendo, incumplimos alguno de los requisitos necesarios para ser perceptores de la misma, como ganar más de 22000 euros de ingresos, debemos devolver el dinero que hemos percibido por la renta, pero además deberemos abonar un 5% de la cantidad percibida en concepto de intereses, que además corresponderá a la renta recibida durante todo el año en el que hemos superado este límite salarial.

Por ello, antes de aceptar las ayudas gubernamentales, deberemos siempre leer con atención la letra pequeña, para evitarnos sorpresas de cara a Hacienda.