La crisis disminuye el número de divorcios