La volatilidad de las acciones