Las 10 claves para ahorrar en rebajas
Dentro de pocos días comenzarán las rebajas de verano. Es una época del año en la que es posible conseguir muy buenos ahorros por los bajos precios, aunque también puede suponer un problema para la economía doméstica al gastarse de más o bien comprar prendas o productos que no se necesitan. Con diez claves se podrá sacar el máximo partido a las rebajas de verano sin tener luego que lamentar.

Las claves

Uno de los principales consejos que tiene que seguirse es hacer primero una lista de todo lo que realmente se va a comprar en rebajas y que es estrictamente necesario porque hace falta para el hogar para vestir… Con este paso, se evita a su vez comprar de más al ir buscando esos productos específicos.

También hay que tener claro previamente en qué tiendas se van a hacer las compras para ir a ellas y evitar la tentación de comprar otros productos en otros establecimientos a los que se ha ido “a dar una vuelta” o a “pasar el rato”.

Con estos datos –productos y tiendas- ya claros, el siguiente paso es empezar a preparar las rebajas. Es decir, hay que ir a los establecimientos antes de que comience el período de descuentos con el fin de ver los productos que nos interesan y comprobar su precio para ver si la rebaja que luego se anuncia es real. De este modo, también se va haciendo una selección de los productos que más nos gustan y en qué tienda están dentro de los que hemos puesto en la lista.

Otro de los pasos previos antes de lanzarse a comprar es destinar una cantidad de dinero para las rebajas, que se tiene que fijar en función de todo lo que se tenga que comprar y la disponibilidad económica.

Las 10 claves para ahorrar en rebajas
Y, cuando ya ha comenzado la etapa de rebajas, hay que ir a las tiendas y comprobar el descuento que se hace en el producto y ver si realmente es ventajoso o bien se puede esperar a comprarlo en otra época o conforme avancen más las rebajas y haya mayores descuentos. La comparativa de precios también tiene que hacerse entre los diferentes comercios para comprar donde realmente sea más ventajoso.

A la hora de hacer las compras no se deben obviar las posibilidades que ofrecen las tiendas online o las plataformas de venta en Internet. Para comprar en la red, realmente, se tienen que dar los mismos pasos que cuando se va a hacer la compra en una tienda física. Es decir, comparar productos, precios, descuentos…

Los pagos siempre deben hacerse con el dinero en efectivo. Las tarjetas de crédito o débito es mejor dejarlas en casa para evitar caer en tentaciones o gastar de más en los productos que se tengan que comprar.

Y, como en toda compra, hay que guardar el ticket y preguntar en la tienda las condiciones de devoluciones en rebajas para evitar que luego no se puede cambiar el artículo, no se devuelva el dinero…

Cuando los productos que se vayan a comprar sean prendas de vestir, no hay que dejarse llevar por un precio económico o porque el producto sea muy bonito. Es mejor comprar prendas básicas que seguro que las vamos a lucir y no se van a quedar en el armario. También es el momento idóneo de comprar prendas de alta calidad y que sin rebajas sería más difícil poder adquirirlas.

Y, sobre todo, se debe pensar con la cabeza. Nunca hay que comprar prendas que no nos sienten bien pensando en que se va a adelgazar, se puede hacer un arreglo, este color no me favorece pero si me maquillo me sentará mejor… porque acaban en el armario. Tampoco es bueno comprar prendas que sean de última tendencia porque se pasan antes de moda y su temporada útil es más corta. Es mejor optar por ropa en la que se sigan las tendencias pero no estén tan acentuadas porque nos pueden servir para varias temporadas.