Llevar un registro de gastos
Hay personas que sólo tienen una idea aproximada de lo que gastan al mes, sin saberlo realmente y no es hasta que tienen algún problema financiero cuando se sientan a hacer números y muchas veces se dan cuenta de que gastan al mes mucho más dinero de lo que pensaban, tanto en cosas necesarias como alimentación o gasolina como en cosas superfluas.

Por esto, uno de los mecanismos que más nos va a ayudar a fin de mes y a organizar nuestro presupuesto para así aprovechar mejor nuestros ingresos es llevar un registro detallado de los gastos mensuales. Si tenemos problemas económicos, esta herramienta nos resulta imprescindible, ya que nos informa de cuál es realmente nuestra situación financiera.

La importancia del registro de gastos es que nos va a proporcional una idea real de nuestros gastos, y no trabajaremos sólo con estimaciones, y además nos ayudará a planificar el ahorro si tenemos que recortar dichos gastos.

Para esto lo mejor es que realicemos un plan mensual de gastos. Si no tenemos mucha idea de cuáles son o de cuánto gastamos, lo ideal es que anotemos todos nuestros gastos durante un mes. Lo ideal es llevar una libreta en la que escribirlos en cualquier momento y después dedicar un rato cada semana a pasarlos a un registro de gastos.

Una vez que los hayamos identificado, determinaremos cuáles son dichos gastos, anotando partidas como la hipoteca, el alquiler, préstamos, colegios, recibos de suministros como agua, luz, teléfono, comida, ropa, pagos a sociedades, ocio, etc. Algunos, como los de comida, ropa u ocio pueden variar, y para anotarlos intentaremos hacer una previsión lo más ajustada posible. Mirar los resúmenes de los movimientos en nuestra cuenta bancaria de los meses anteriores nos puede ayudar a realizar dicha previsión.

Finalmente, deberemos crear una partida para imprevistos, en la cual anotemos aquellos gastos que nos pueden surgir y con los que no contamos.

Comparando esta suma total de gastos con nuestros ingresos, comprobaremos cómo es nuestra salud financiera.