Los bancos estarán obligados a convertir participaciones preferentes