Los bancos informarán de los pagos de más de 3000 euros
A partir del próximo mes de marzo, las entidades de crédito tendrán la obligación de informar a la Agencia Tributaria de aquellos cobros y pagos realizados en metálico y que superen los 3000 euros. Con esta medida, lo que se pretende es que la Agencia tenga un mayor control y evitar así los movimientos de dinero realizados con fines fraudulentos. Esta medida sigue a otras que ya se habían tomado con este fin, como la obligación de los contribuyentes de hacer constar en su declaración el valor catastral de su vivienda.

Para que las entidades puedan cumplir con esta obligación, la Agencia Tributaria ha aprobado el modelo 171 denominado “’Declaración informativa anual de imposiciones, disposiciones de fondos y de los cobros de cualquier documento.

Este documento deberá ser presentado de forma anual bien por medios telemáticos, si las declaraciones contienen menos de cinco millones de registros o bien mediante un soporte informático que contendrá las declaraciones que superen dicha cifra de registros.

Hasta este momento, los bancos y cajas sólo tenían obligación de notificar a Hacienda las transacciones realizadas mediante cheque que superaran los 3000 y aquellas en efectivo cuyo importe excediera de los 100.000 euros. A partir de ahora se tendrán que comunicar a hacienda todas aquellas que superen los 3000 euros independientemente del medio que se haya utilizado para ello y de la moneda en la que se realice la transacción.

En el modelo 171 que las entidades remitan a la Agencia Tributaria debe constar también el nombre, apellidos y NIF de quien realiza la operación, la fecha en la que se ha realizado, si se trata de un cobro o de un pago, el importe en euros de la operación y el número de cuenta en la que se ha realizado dichas transacciones.