Los inquilinos morosos podrán ser desahuciados en diez días