Nueva ayuda del Gobierno para formación para parados
El anuncio por el gobierno hecho hace algunos días de la desaparición de la ayuda de 426 euros que reciben los parados que no tienen acceso a ningún otro tipo de subsidio ha despertado la inquietud entre el sector de la población que cuenta con este subsidio como único medio de subsistencia y que ha visto la posibilidad de que desaparezca en febrero del año que viene.

Para calmar este clima, la secretaria de Estado para el Empleo, María Luz Rodríguez ha anunciado en la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso que en la oferta formativa pública que se planea para el año 2011 los desempleados que agoten su protección por desempleo tienen una cuota reservada.

Además el gobierno tiene la intención de que en a partir de febrero de 2011 3.000 orientadores profesionales ayuden a los desempleados a encontrar un nuevo puesto de trabajo, lo que significa doblar la cifra de orientadores que existe en la actualidad.

Por lo tanto, el gobierno tiene intención de continuar otorgando la ayuda de 426 euros pero sólo podrán beneficiarse de ella los desempleados que accedan a estos programas públicos de formación. Este requisito ya existía en el actual Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI), aunque no era una condición necesaria para el cobro de la ayuda como lo es ahora. A este punto se une una nueva condición que exige el gobierno para poder percibir el subsidio, como es no tener acceso a ningún otro tipo de rentas, cuando hasta ahora bastaba con que quien percibiera el PRODI recibiese menos de un 75% del IPREM, lo que supone una cantidad parecida al actual salario mínimo.

La Secretaria de Estado también puso énfasis en el hecho de que el Gobierno está convencido de que las políticas activas de empleo ayudarán a reducir el número de desempleados en nuestro país, por lo que va a invertir en ella una cantidad que ronda los 7.400 millones de euros.