Nueva subida del precio del tabaco
Si estás pensando en dejar de fumar, pero no encuentras la motivación para hacerlo, puedes encontrarla en la nueva subida del tabaco llevada a cabo por la compañía Philip Morris, que hace que las marcas de cigarrillos que comercializa, como L&M, Malboro o Chesterfield vean incrementado su precio en 25 céntimos de euro.

Dicho así puede no parecer mucho, pero si miramos el precio final de la cajetilla, la cosa cambia, porque esta subida supone que quien compre una cajetilla de Malboro deba pagar por ella 4,50 euros, aquellos que prefieran Chesterfield deberán abonar desde el pasado día 4 de abril, un precio de 4,20 euros y quienes opten por L&M pagarán 4 euros por cajetilla, según recoge la resolución del Comisionado del Mercado de Tabacos publicada en el BOE que recoge la nueva subida.

Esta subida tiene su origen en la modificación del Impuesto sobre las Labores del Tabaco que fue aprobada por el Consejo de Ministros del pasado 2 de abril, que supone un descenso de dos puntos el tramo “ad valorem” del impuesto, es decir, el que depende del precio de venta del producto, quedando en el 55%, mientras que el específico, se incrementa en un 49,6%, lo que supone que por este tramo se pase de de 12,7 euros por 1.000 cigarrillos a los 19 euros actuales.

Nada más aprobarse dicha modificación, las tabacaleras ya anunciaron que se verían obligadas a incrementar el precio de la cajetilla entre 20 y 25 céntimos de euro, como ha hecho Philip Morris. Y según parece, las otras compañías secundarán el ejemplo, con lo cual se espera en los próximos días una subida del precio de las demás marcas.

Se trata sin duda de una buena oportunidad para dejar de fumar y cuidar así tanto nuestra salud como la de nuestro bolsillo.