Nuevas ayudas al alquiler de la vivienda
Aunque es indudable que los precios de los alquileres han bajado, aún siguen siendo muchas veces inasequibles para todos aquellos, que, ante la imposibilidad de comprar una vivienda, eligen vivir de alquiler. La renta mensual, la fianza y el aval hacen que los posibles inquilinos, después de hacer números, decidan no alquilar la vivienda.

Para evitar esta situación y dar una salida al stock de viviendas vacías, el Ministerio de Fomento, dentro de los planes que el Gobierno tiene para promocionar la vivienda en alquiler, ha creado una ayuda al alquiler de la vivienda que se complementa con la conocida como Renta de Emancipación, la ayuda al alquiler destinada específicamente para los jóvenes.

Estas ayudas están destinadas a aquellos inquilinos que hayan alquilado una vivienda y tengan ingresos familiares que no excedan en dos veces y media el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) y que sean menores de 35 años.

Las ayudas que ofrece el Ministerio consisten en una subvención que no puede superar anualmente el 40% de la renta anual que el inquilino deba abonar, y con un límite máximo de 2.880 euros por vivienda. Este límite es común para todos los arrendamientos, independientemente de cuántos sean los titulares del contrato de arrendamiento.

La subvención se otorgará durante un plazo máximo de dos años, siempre que durante todo este tiempo sigan concurriendo las circunstancias que hicieron que se otorgara la ayuda. Esta subvención cuenta con la ventaja añadida de que también puede ser solicitada con aquellos inquilinos que tengan arrendada una vivienda protegida.

Para poder acceder a esta ayuda es necesario presentar el contrato de arrendamiento para que sea verificado por la administración en el que conste que la superficie de la vivienda no supera los 90 metros cuadrado útiles.

Quienes estén interesados en esta ayuda deben solicitarla en su respectivas Comunidades Autónomas.