Nuevo depósito bonificado de Bantierra
Bantierra, la entidad financiera fruto de la fusión entre Multicaja y Cajalón, ha lanzado un depósito bonificado para clientes particulares con el que se puede obtener una interesante retribución económica de hasta el 4,25% TAE como máximo a doce meses.

La rentabilidad del Depósito Bonificado Bantierra varía en función de la aportación económica del cliente a la entidad financiera, así como de otras variables como tener domiciliada la nómina o la pensión. Para llegar al 4,25% TAE también se puede optar por tener una tarjeta VISA activa o bien tener ingresos recurrentes, aunque no se correspondan con nómina o pensión.

De acuerdo con las bases del producto, el titular puede beneficiarse de la alta remuneración aunque la cantidad económica que deposite en la entidad no sea muy elevada, contemplándose como cuantía máxima un total de 50.000 euros.

El funcionamiento de este producto es sencillo. Este depósito a plazo se basa en una cuenta a plazo en la que se mantiene el importe del depósito hasta su vencimiento, siendo la contratación preferentemente por un período de doce meses, aunque también se ofrece la posibilidad de contratar el producto por períodos de tiempo más pequeños como un mes, un trimestre o semestre. Igualmente, cabe la posibilidad de que el plazo de contratación sea mayor, pudiendo elegir entre 24 meses y 36 meses.

Con independencia del tiempo pactado de contratación, la entidad garantiza el interés durante ese plazo contratado a diferencia de otros productos financieros más complejos que se ofrecen en el mercado.

El funcionamiento del producto es sencillo. El titular dispone de la libreta en la que figura la mención ‘imposición a plazo fijo’ con disponibilidad indistinta o mancomunada. En esta libreta quedan reflejadas todas las operaciones e imposiciones que se realice, lo que da transparencia a la inversión.

Además, este producto presenta la ventaja de que las imposiciones pueden acumularse por lo que se puede obtener un tipo de interés mayor en función del saldo de la libreta.

En materia fiscal, el producto no ofrece ninguna característica distinta. Tras la entrada en vigor de la nueva normativa recientemente, el rendimiento tributa al 21% en concepto de IRPF.