Nuevos requisitos para el cobro de la prestación de 420 euros
El quince de agosto pasado finalizaba el plazo que se había contemplado para la primera prórroga de la ayuda de 426 euros a los parados de larga duración. Afortunadamente, y dado que la coyuntura económica no ha cambiado y que el número de personas desempleadas en España sigue creciendo, el Consejo de Ministros decidió aprobar la segunda prórroga de dicha ayuda para los parados de larga duración a quienes se les hubiera agotado la prestación por desempleo o el subsidio de desempleo.

Sin embargo, la nueva prórroga contiene una modificación, ya que, a diferencia de los meses anteriores, se quedan fuera de esta ayuda los parados que tengan entre treinta y cinco y cuarenta y cinco años y no tenga cargas familiares, lo que significa que habrá 70.000 desempleados que no podrán acogerse a la ayuda y supondrá un ahorro de 100 millones de euros para el Ministerio de Trabajo.

Para recibir esta ayuda anteriormente había que cumplir tres requisitos: Haber agotado la prestación o el subsidio de desempleo, firmar un compromiso de actividad, que supone que se deben acatar las ofertas de inserción que determinen las oficinas de empleo y no tener unas rentas que sean superiores al 75% del salario mínimo interprofesional, es decir, que no superen los 633,33 euros al mes. Actualmente se debe cumplir un requisito más, y es tener cargas familiares si se tienen entre 30 y 45 años.

Los sindicatos aseguran que no conocían el endurecimiento de las condiciones para acceder a dicha ayuda, ya que en la propuesta que ellos conocida, que dio a conocer el gobierno a finales de Julio, no se contemplaba este nuevo requisito. Según los responsables de los sindicatos mayoritarios, este recorte viene ordenado desde el Ministerio de Economía.