¿Podemos perder dinero con los depósitos?