Preparar la casa antes de salir de vacaciones
Seguramente lo tengas todo preparado: maletas, documentación, llaves del coche, sombrilla, colchoneta hinchable y muchas ganas de desconectar de la rutina. Te dispones e salir por la puerta de casa para marcharte unos días de vacaciones, y de repente surjen las dudas: ¿Desenchufo los electrodomésticos? ¿Dejo encendido calentador? ¿Qué hago con el agua? Te damos los consejos que necesitas para tenerlo todo bajo control en tu ausencia. Con estos pasos mejoraras la seguridad en tu hogar y podrás disfrutar de tus merecidas vacaciones con total tranquilidad.

Antes de cerrar definitivamente el cerrojo de la puerta de casa, revisa que el calentador de agua esté apagado, será mejor dejar cerrada la llave de paso del gas. No olvides dejar la nevera en el mínimo de frío, básicamente para no desperdiciar energía. Aprovecha y desconecta los aparatos eléctricos que no necesiten estar encendidos durante ese tiempo de ausencia y asegúrate de que los aparatos de climatización están completamente apagados. También comprueba que todos los grifos de la casa están bien cerrados para que no gotee. En cualquier caso, es recomendable cerrar la llave de paso del agua si nadie la va a utilizar, así evitarás posibles problemas de fugas.

Los cuadros eléctricos modernos están equipados con protecciones que garantizan la seguridad de la instalación. No obstante, se aconseja desconectar los electrodomésticos que dispongan de componentes electrónicos, como ordenadores, impresoras, televisores o reproductores de video.

Por otro lado, nunca desconectes el cuadro eléctrico si tienes una alarma en casa, ya que en ese caso no sonaría. Comprueba si vas a dejar comida en el congelador o si has instalado un temporizador, en esos casos tampoco desconectes la electricidad. Aunque no son obligatorios, se recomienda la instalación de interruptores diferenciales rearmables, su principal ventaja consiste en que si el diferenciador salta, como puede suceder ante una tormenta, el interruptor se reconectará automáticamente con el circuito eléctrico. De esa forma, si dejas funcionando un congelador, nunca tendrás la sorpresa de encontrarte los alimentos en mal estado a la vuelta de un viaje.

Por último, el limitador de sobretensión es otro dispositivo que permite mejorar la seguridad del hogar, aunque su principal función consiste en que tu consumo no supere la potencia contratada. De modo que en el caso de un rayo o una sobretensión en la línea eléctrica, este dispositivo corta el suministro de luz, protegiendo así los equipos conectados a la red eléctrica. ¡No te lleves sorpresas!

Para más información | Fotocasa