Pros y contras de la carencia en las hipotecas