Puntos clave de la reforma del mercado del alquiler
A diferencia de lo que ocurre en el resto de Europa, son pocos los españoles que se deciden a alquilar una vivienda en lugar de comprarla, incluso con las dificultades existentes en la actualidad para ello.

Con el fin de facilitar a los propietarios el alquiler de las viviendas, el Consejo de Ministros ha aprobado un Anteproyecto de Ley de medidas para dinamizar el mercado del alquiler de viviendas presentado por la Ministra de Fomento Ana Pastor, medidas que favorecen tanto a los propietarios como a los inquilinos.

Mediante esta ley se agiliza el proceso de desahucio siempre que el arrendamiento esté inscrito en el Registro de la Propiedad.

En este caso, ante la falta de pago, el propietario podrá resolver el arrendamiento mediante un requerimiento previo notarial o judicial, sin necesidad de que sea mediante sentencia, como ocurre ahora. Se establece también un proceso judicial rápido mediante el cual en 10 días se deberá proceder al pago de las cantidades impagadas y se simplifica el procedimiento para llevar a cabo el desahucio.

En lo que respecta a la duración de los contratos, a partir de la aprobación de la ley, los inquilinos podrán abandonar la vivienda con tan sólo un mes de preaviso. En cuanto al propietario, si necesita la vivienda para él, su cónyuge o para alguno de sus familiares en primer grado, podrá recuperarla con un preaviso de dos meses aunque este punto no esté contemplado en el contrato.

Hasta ahora, quien compraba una vivienda alquilada, estaba obligado a respetar los términos del contrato de alquiler. A partir de este momento, el nuevo propietario sólo deberá respetar dicho contrato si está inscrito en el Registro de la Propiedad.

Finalmente, en lo que respecta a la actualización de la renta, el inquilino y el propietario podrán pactarla libremente, en lugar de atenerse al IPC, como hasta ahora.