¿Qué es una empresa pública?
Uno de los aspectos en los que incide la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy es la posibilidad de realizar despidos en organismos y entidades que formen parte del sector público, siempre que se deban a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Lo que no tenemos siempre claro es qué es realmente una empresa pública, si se limita a aquellas en las que trabajan funcionarios del Estado o el concepto se extiende a otras.

Una empresa pública es aquella que es propiedad del Estado, ya sea a nivel estatal, Comunitario o municipal. La Unión Europea amplía este concepto, y define la empres pública como aquella en la que los poderes públicos tienen influencia ya sea porque son propietarias de la misma, tienen influencia en la toma de decisiones o poseen la parte más amplia de la participación financiera de la empresa.

La principal diferencia entre una empresa pública y una privada radica en la forma de financiación de la misma, ya que en la pública existe la posibilidad de que sea financiada con fondos públicos a cargo de los presupuestos estatales, de las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, etc. o también con cargo a fondos de dotación, préstamos y subvenciones, aunque la financiación de las mismas también se puede complementar con otros medios de financiación comunes a las empresas privadas, como la emisión de acciones.

La crisis ha llevado a los dirigentes a fijarse en los gastos de dichas empresas públicas, muchas de las cuales, precisamente por su carácter público, son deficitarias, es decir, que necesitan de los fondos del estado para seguir subsistiendo. Recortes de sueldos de los dirigentes, auditorías de cuentas y la posibilidad de realizar los despidos por los motivos indicados, son algunas de las medidas que se han puesta en marcha para intentar controlar el déficit de las mismas.