Qué hacer cuando heredamos productos financieros