Qué hacer si no podemos pagar un crédito
La mayoría de nosotros dedicamos una gran parte de nuestros ingresos mensuales a satisfacer el pago de préstamos como la hipoteca y otros préstamos personales. Por ello, si por cualquier circunstancia dejamos de percibir nuestros ingresos mensuales, nos podemos encontrar con el problema de no poder hacer frente a dichos pagos. ¿Qué hacer en estos casos?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que dejar de pagar las cuotas es la última opción que podemos contemplar, ya que ello nos llevaría a perder nuestra casa o el bien que adquirimos con el préstamo, el embargo de nuestra nómina o pensión, tener que hacer frente al pago de la deuda más los intereses de demora, entrar en listas de morosos y hacer que los avalistas, si los ha habido, respondan con sus bienes.

Lo primero que deberemos hacer es hablar con el banco o la entidad que nos ha proporcionado el crédito, ya que las entidades prefieren cobrar, aunque sea más tarde, a entrar en procesos judiciales. La ampliación del pago de la hipoteca o refinanciar las deudas serán algunas de estas. Otra opción que tenemos es pedir un préstamo persona a persona a un familiar o amigo, pero nunca a otra entidad bancaria o de crédito, ya que de lo contrario agravaríamos el problema.

Si no podemos pagar todas las deudas, deberemos determinar cuáles abonaremos primero. En este punto tendremos que tener en cuenta los intereses de demora, sobre todo si hemos contratado préstamos al consumo en entidades de préstamo diferentes de los bancos, ya que los intereses suelen ser mucho más altos y nos podemos encontrar con que nuestra deuda aumenta desmesuradamente.

Finalmente, si no podemos pagar ninguna, la única solución será declararnos insolventes mediante un concurso de acreedores con el cual establezcamos un plan de pago al cual sí podamos hacer frente.