Qué hacer si se termina el plazo de la cuenta-vivienda
Un producto que resulta muy atractivo para todos aquellos que querían adquirir una vivienda es, sin duda, la cuenta vivienda. Este tipo de cuentas es ofrecido por las entidades financieras para que quien quiere comprar su primera vivienda pueda ahorrar en condiciones preferentes al tiempo que se beneficia de una desgravación fiscal por dicho ahorro de hasta el 15%.

Estas cuentas se podían mantener por un plazo de cuatro años, aunque actualmente, debido a las dificultades por las que atraviesa el mercado inmobiliario y la imposibilidad de muchas familiar para acceder a la compra de una vivienda ha sido ampliado por dos años más por el Gobierno. El único requisito era comprarse la vivienda antes de que finalizara el plazo de vigencia de la cuenta, ya que de lo contrario sería necesario devolver a Hacienda las desgravaciones de las que habías disfrutado hasta ese momento.

Actualmente el gobierno ha modificado las desgravaciones a la vivienda, por lo cual, a partir del 31 de Diciembre de 2010 sólo podrán beneficiarse de las desgravaciones correspondientes a dicha cuenta aquellos que perciban un salario menor de 24.000 euros anuales.

El problema surge para aquellos que, terminando el plazo de vigencia de su cuenta vivienda, aún no han adquirido ninguna. Las opciones que tienen son las siguientes:

– Dejar pasar el plazo: En este caso, por ejemplo, una persona que haya mantenido la cuenta durante cuatro años con el máximo posible de aportación, 9.015 euros, se habrá beneficiado de una desgravación de que ronde los 5.400 euros. Si no se compra la vivienda, deberá devolver este importe más los intereses correspondientes.

– Comprar una vivienda o reformarla antes de fin de año, evitando así tener que devolver dicho importe.