Quién responde por un accidente en un piso alquilado
Cuando vivimos en un piso alquilado uno de los puntos sobre los que más cuesta llegar a un acuerdo con el propietario es quien hace frente a los accidentes y desperfectos ocurridos en el mismo. Normalmente esto dependerá del tipo de accidentes.

Si, por ejemplo, se filtra agua desde nuestro piso al piso de abajo o le ocasionamos una gran gotera, normalmente de estos desperfectos se hará cargo el propietario, ya que tiene la obligación de contratar un seguro de hogar que responda de estos desperfectos. Pero incluso en estos casos, si el accidente ha sido causado porque hemos abierto un grifo y nos hemos olvidado de cerrarlo, el propietario puede obligarnos a nosotros a correr con los gastos de la reparación, al igual que si vimos que existía peligro de inundar al vecino de abajo y no avisamos.

En estos casos, quien se hace cargo de la reparación suele estar muy ligado a la relación que tengan propietario e inquilino. Si es buena, el primero dejará que se haga cargo el seguro. Si es mala o no es la primera vez, puede que exija al inquilino hacer frente a la reparación del mismo.

Esto será siempre que se pueda demostrar la responsabilidad del inquilino en el hecho (dejar un grifo abierto, no quitar una maceta del balcón en un día de viento, etc.). En los demás casos, por norma general, si no se puede determinar quién es el responsable del hecho, la responsabilidad recaerá sobre el propietario.

Por ello es aconsejable para quien ponga un piso en alquiler contratar un seguro de responsabilidad civil derivada de accidentes, aunque deberemos tener en cuenta que estos seguros no cubren los supuestos en los que los accidentes se produzcan un mantenimiento deficiente de las instalaciones. Esto puede recogerse en el contrato de arrendamiento, obligando a ambas partes a contratarlo.