¿Quieres viajar por poco dinero? Practica el Wwoofing
Si no tienes mucho dinero para viajar, pero no quieres renunciar al placer de hacerlo, puedes apuntarte a una modalidad que, aunque bien conocida en los países anglosajones, en España está llegando en este momento, pero que sin duda resulta una experiencia enriquecedora en todos los sentidos.

Para lograrlo sólo tienes que apuntarte al Wwofing. WWOOF son las siglas en inglés de World Wide Opportunities on Organic Farms, es decir, oportunidades de trabajar en granjas orgánicas por todo el mundo.

Y es que ése es el secreto del WOOfing, que consiste en intercambiar mano de obra por comida y alojamiento, es decir, tú trabajas en la granja y, a cambio de ello, recibes comida y casa gratis.

No se firma un contrato entre las partes, por lo que no hay un periodo de estancia mínima en las granjas, pero se espera que quienes se decanten pro esta modalidad trabajen entre cuatro y ocho horas diarias en la granja. Puedes estar dos días o dos meses, el tiempo que quieras quedarte y volver a España o, como hacen muchos Wwoofers, quienes viajan haciendo Wwofing, saltar a otro lugar donde también está reconocida dicha práctica.

Además, esta modalidad tiene la ventaja de que no es necesario tramitar un permiso de trabajo, porque no recibes dinero a cambio de tu trabajo, sino alojamiento y manutención, por lo que puedes ir incluso a países como Australia, cuyas normas de admisión de trabajadores extranjeros son muy restrictivas.

Puedes elegir entre más de 60 países en los que se practica esta modalidad. Para ello deberás contactar por correo electrónico con las personas regentan estas granjas y buscar la que más se acomode a ti y a tus necesidades.