Rebaja en la retención del IRPF para quienes tienen hipoteca
Aunque el año no parece haber comenzado bien para los contribuyentes, no todo iban a ser malas noticias en lo relacionado con el Impuesto sobre la Renta (IRPF). Por ello, quienes estén abonando las cuotas de la hipoteca, tengan derecho a la deducción por vivienda habitual y perciban unos ingresos menores de 33.000 euros anuales van a tener la posibilidad de solicitar a la empresa en la que trabajan una rebaja de dos puntos porcentuales en la retención del IRPF, con lo que la subida decretada por el gobierno a principios de año se verá minimizada.

Anteriormente, tan sólo quienes percibieran rentas menores de 22000 euros podían beneficiarse de esta rebaja, pero se ha visto incrementada con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 20/2011.

Esto no significa que se rebaje la presión fiscal, sino que disminuye la retención del IRPF que se practica en las nóminas de aquellos que resulten beneficiarios de esta rebaja, por lo que es la empresa quien tiene que reducir la retención. Como resultado, el trabajador puede ver ligeramente incrementada su nómina a final de mes.

Para solicitar es reducción, deberemos utilizar el Modelo 145 que nos entrega la empresa al comienzo de cada ejercicio tributario y con el que comunicamos nuestros datos tributarios a nuestro pagador, modelo que confirma a la empresa cuál es nuestra situación personal de cara a la práctica de las retenciones. En este modelo, marcaremos una x el punto que se refiere a los pagos por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual utilizando financiación ajena, es decir, el punto cinco del documento. Una vez que lo hayamos rellenado, lo entregaremos a la empresa y será ella quien nos aplique la nueva retención a la que tenemos derecho.