Servicios de asesores financieros
Ante las pérdidas millonarias de grandes bancos, muchos ahorradores se han buscado un refugio en los productos de ahorro clásicos y pocos se atreven a aventurarse con inversiones más arriesgadas. La crisis ha dejado al descubierto algunos productos financieros que se vendían como instrumentos exentos de riesgo y que han terminado siendo una ruina. Para evitar precisamente perder nuestro dinero, existen las empresas de Asesoramiento Financiero Independiente, formadas por asesores reconocidos legalmente. Su función es recomendar a inversores particulares o a empresas qué pasos seguir de acuerdo a su situación actual.

Los asesores financieros son expertos en materia de inversiones. Pueden hacer recomendaciones a particulares o empresas sobre activos financieros como fondos, acciones, derivados, planes de pensiones o seguros. Se puede pedir consejo sobre la conveniencia de invertir en determinadas acciones o solicitar sugerencias acerca del plan de pensiones más adecuado.

Todos deben de prestar asesoramiento personalizado. Es decir, no pueden emitir recomendaciones genéricas, como aconsejar a un cliente que invierta en renta variable. Hay que especificar en qué valores concretos o a través de qué fondos de inversión u otro tipo de instrumentos debe dirigir su inversión.

Cualquier persona que se sienta perdido y no sepa en qué producto depositar su dinero puede acudir a estas sociedades en busca de ayuda y orientación. Especialmente recomendado, cuando cuenta con cantidades significativas, a partir de 50.000 euros. Las empresas emitirán sus consejos tras analizar la situación económica y de mercados del momento, y según el perfil de inversión y la edad del cliente.

Es importante saber que los asesores son gestores con profundos conocimientos de análisis fundamental, macroeconomía, análisis técnico y fiscalidad. Utilizan todas las herramientas del análisis y todos los informes para tomar decisiones. El análisis cuantitativo y los controles de riesgo apoyan sus recomendaciones. Sin embargo, no garantizan que con una inversión no pierdas dinero. No tienen una bola de cristal para predecir el futuro.