Subida de la luz, el gas y el butano
Aunque el gobierno había prometido que tras la última subida de la luz la tarifa no volvería a subir, esto no es así, ya que los españoles hemos comenzado el mes de julio afrontando nuevas subidas en las facturas de la luz, el gas y el butano. En concreto, el recibo de la luz sube un 1,5%; el gas natural, el 5,7%, el mismo incremento que nos podemos encontrar en el precio de la bombona de butano.

En cuanto a la electricidad, la subida la van a sufrir los 20 millones de consumidores domésticos y propietarios de pequeños negocios que están acogidos a la denominada tarifa de último recurso (TUR). Para un hogar medio, el incremento del 1,5% supone un total de unos 12 euros al año. La subida se debe en gran medida a la presión de las compañías eléctricas, que peían al gobierno que no frenara las tarifas de forma artificial, sino que las actualizara, en vista de la deuda que tienen acumulada dichas empresas.

Por su parte, la bombona de butano, tras la subida, incrementará su precio hasta los 14,8 euros.

En lo que respecta al gas, también se verán afectados aquellos consumidores que se hayan acogido a la tarifa regulada TUR 1. En aquellos hogares que sólo tengan agua caliente y cocina con gas, la factura subirá un 4,6 %, es, decir, unos 0,68 euros de media más al mes, mientras que para aquellos que tengan la TUR 2, es decir, aquellos que también tienen calefacción a gas natural en casa, el incremento llegará hasta el 5,95 %, suponiendo un aumento medio de unos 2,78 euros más al mes.

Sin embargo puede que ésta no sea la última subida, ya que las empresas distribuidoras de butano, al conocer la subida, indicaron que el precio de la bombona aún era insuficiente.