Traspaso de fondos de inversión
Cuando tenemos nuestro fondo de inversión en una entidad y queremos traspasarlo a otra que nos ofrece mejores condiciones, podemos realizar la operación y además beneficiarnos de los incentivos fiscales que se dan a dicho traspaso.

Al traspasar un fondo de inversión lo que hacemos es pedir el reembolso del fondo e inmediatamente suscribir otro en otra entidad. Las ventajas de esta operación es que conservamos la antigüedad del fondo a efectos fiscales, lo que significa que las ganancias que hemos obtenido con esos fondos de inversión no tributan hasta que no realizamos el reembolso del fondo de un modo definitivo.

Podemos realizar dos tipos de traspasos

– Entre fondos de la misma entidad: En este caso el traspaso es muy sencillo, ya que al tratarse de la misma entidad los trámites se simplifican bastante. El propietario del fondo debe identificar el fondo que quiere traspasar, así como la cantidad y en un plazo de 72 horas, si no hay contratiempos, el traspaso está realizado.

– Entre fondos de distintas entidades: En este caso el propietario del fondo debe solicitar el traspaso a la entidad donde quiere traspasar el fondo, identificándolo, al igual que la cantidad que quiere traspasar. Una vez hecho esto, la entidad de destino tiene un día para comunicar el traspaso a la entidad donde actualmente el cliente tiene el fondo.

Si esta entidad verifica que todo es correcto, realizará el reembolso del fondo en un plazo de tres días hábiles y a continuación hará una transferencia en la que envía a la entidad de destino el dinero reembolsado y toda la información del cliente a efectos fiscales.

Una vez que el capital llega a la entidad de destino, ésta suscribe automáticamente las participaciones del nuevo bono.